Cómo hacer un Smoothie con una batidora

Rate this post

Se trata de una bebida, la cual se diferencia de los licuados de fruta tradicionales, ya que es de  consistencia muy cremosa, a la cual se pueden añadir elementos lácteos, para hacerla más suave

Cómo preparar smoothies en casa con tu batidora

En la actualidad es muy común escuchar hablar de Green smoothies, al cual se le atribuyen una serie de propiedades beneficiosas para la salud.

Entonces podemos decir que la diferencia fundamental entre un smoothie y un batido de verduras o de frutas, es la consistencia, ya que comparte las demás características con ambos, entre ellas que es una fuente importante de nutrientes y que además es exquisita y refrescante.

Se ha convertido en la bebida perfecta para servir antes de la comida, como desayuno y también como una especie de merienda a media mañana o a media tarde.

smoothie verde o vegetal

Así mismo es una manera de que adultos y niños consuman de forma regular frutas y verduras, que si bien es cierto lo más recomendable es comer la fruta directa y no en bebidas, no menos cierto es que es peor no consumirla de ninguna forma.

En el caso de los smoothies de fruta y de verduras, estos suelen incluir el zumo de la fruta, así como algún yogurt o lácteos, incluso helados para hacer la mezcla más cremosa o ligera según el gusto. 

Al batir todos estos ingredientes, resulta una mezcla espumosa de buena consistencia y de apariencia apetecible, capaz de suministrar vitaminas a nuestro organismo así como proveer de la hidratación necesaria y natural y también, de sales minerales.

A continuación te vamos a suministrar algunos consejos para que estos no sólo sean saludables sino deliciosos, como por ejemplo:

Smoothie con frutas cítricas

Si deseas elaborar tu batido cremoso a base de frutas como la naranja, el limón o el pomelo, entre otras, lo más acertado es añadir yogur en lugar de leche, ya que con esta última estaría eliminando la acidez natural de la fruta y aunque la bebida seguiría siendo apta para consumir, tendría un aspecto poco apetecible.

Por otra parte, como se trata de frutas con mucho zumo, el yogurt ayudaría a darle una consistencia mucho más cremosa, al igual que si decides añadir helado.

Smoothie con mucha pulpa y poco zumo

  • Entre estas frutas podemos mencionar peras, manzanas, plátanos o fresas, las cuales se pueden mezclar perfectamente con la leche para que así puedan adquirir esa consistencia suave y cremosa, que es propia de estas bebidas.
  • En el caso de una bebida muy potente como por ejemplo las que contienen espinaca u otras verduras crudas, puedes utilizar leche de soja, agua helada y también helados cremosos. 

Utiliza frutas y verduras de temporada

  • Una de las cosas que va a influir en el aspecto nutritivo de tu bebida, es la frescura de los ingredientes y que estos estén en su punto de madurez ideal
  • Ten en cuenta que lo que está de temporada, siempre es más económico y además se puede sacar mayor provecho a esas frutas que estén tocadas, utilizando de ellas las partes que están buenas y provistas de mucho sabor todavía. 

La presentación también es importante

  • No sólo debes preocuparte de la calidad de las frutas y verduras para preparar tu smoothie, ya que la presentación juega un papel fundamental a la hora de servir la refrescante y nutritiva bebida. 
  • Los expertos señalan que la mejor forma de servirlo es en una copa o en un vaso de cristal alto o en su defecto, sustituir por un tarro de cristal de esos que utilizan para servir yogurt caseros
  • Procura que el vaso esté bien frío o recién sacado del congelador para que sea mucho más agradable la bebida. 

¿Cómo preparar dos deliciosos smoothies?

Nada como experimentar mezclando sabores y texturas que dan cómo resultado bebidas consistentes, nutritivas y deliciosas. Los smoothies resultan ideales para quienes en lugar de masticar la fruta prefieren consumirla en bebidas.

Green smoothie

  • Este batido verde se puede decir que es el que le dio origen a todos los que conocemos hoy por hoy.
  • Por sí mismo no resulta muy apetecible, sin embargo a esta mezcla de dos frutas, con una hoja vegetal verde y agua, se le atribuyen propiedades muy saludables.
  • Se puede preparar con 300 gramos de kiwi, dos plátanos, 400 gramos de pera conferencia, 100 gramos de hielo, 100 gramos de espinacas frescas, 250 gramos de yogur natural y 20 ML de zumo de limón. 
  • Pela y pica en trozos los plátanos y los kiwis, limpia las hojas de espinaca y procede a colocar todo esto junto con el yogur y el hielo en el vaso de la batidora, añade el zumo de limón y pon a triturar todo hasta que adquiera esa consistencia cremosa propia de la bebida.

Smoothie de kiwi y plátano

  • Para prepararlo vas a necesitar 400 ML de zumo de naranja, 6 kiwis, dos plátanos, más 250 g de yogur natural desnatado. 
  • Debes pelar los plátanos y los kiwis, trocearlos para luego llevarlos a la batidora y triturarlos en ella, primero solos y después agregas el zumo de naranja junto a un par de yogures.
  • Después que todo esté bien mezclado en la batidora, se sirve enseguida para que el zumo no se oxide.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *