Cómo conseguir un préstamo promotor en este 2021

Rate this post

Al hablar sobre un préstamo promotor se hace referencia a un tipo de préstamo comercial, el cual se encuentra especialmente destinado a constructores con proyectos inmobiliarios.

Cabe mencionar que en estos préstamos, los abonos realizados varían de acuerdo al flujo de caja del proyecto; además, siempre deben estar avalados por un informe proporcionado por la empresa que se encarga de supervisor dicha obra.

Asimismo, se puede decir que a lo largo del tiempo de construcción de la obra, existe la posibilidad de conceder períodos de gracia mediante la modalidad de “no pago de capital ni de intereses”.

¿En qué consisten los préstamos promotores?

Un préstamo promotor, como hemos señalado, se trata de una clase de financiación que suele proporcionarse a los promotores inmobiliarios que requieren de financiación a fin de poder comenzar y/o culminar alguna promoción inmobiliaria y de esta forma, poder cerciorarse de que lograrán cumplir con los plazos establecidos para la construcción.

El objetivo de este tipo de préstamo, por lo general, consiste en conseguir liquidez durante el comienzo de un proyecto. De igual manera, suele ser común solicitarlo en aquellos casos donde el promotor se queda sin la liquidez necesaria para poder seguir/ terminar la obra.

Cabe mencionar entonces que existen dos maneras de conseguir un préstamo promotor, una es mediante la financiación bancaria y la otra es a través de la financiación privada.

¿De qué forma obtener un préstamo promotor en 2021?

Los préstamos para promotores inmobiliarios se encuentran destinados tanto a constructores como a empresarios, los cuales precisan de un extra de financiación con el propósito de finalizar la construcción de alguna promoción inmobiliaria o un proyecto inmobiliario.

De este modo, a través de ese extra de financiación que es posible obtener mediante un préstamo promotor, existe la oportunidad de cumplir con el calendario del proyecto. Ahora bien, para conseguir un préstamo promotor en este 2021, es posible recurrir a distintas opciones, las cuales señalamos a continuación:

Financiación bancaria

La política de riesgos tradicional de las entidades bancarias, consiste en otorgar financiación para proyectos inmobiliarios donde los promotores se han encargado de desembolsar a través de recursos propios, ya sea una considerable parte o la totalidad del suelo (mínimo del 50%) en el cual se llevará a cabo el proyecto inmobiliario.

En consecuencia, se puede decir que la financiación bancaria no permite obtener el suelo o terreno sobre el cual se realizará la promoción, en su lugar sirve esencialmente con el fin de financiar su construcción.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En estos casos, el banco se encargará de ir otorgando fondos de acuerdo al avance del proyecto, por lo general, contra certificaciones de obra.

Igualmente, la concesión de financiación bancaria destinada a proyectos inmobiliarios suele depender de otras variables, por ejemplo, la experiencia con la que cuenten los promotores y especialmente, el nivel de viabilidad comercial que tenga la promoción inmobiliaria, razón por la cual los bancos suelen financiar únicamente en aquellos casos donde ya hay un considerable porcentaje de unidades reservadas y/o vendidas.

Fondos de inversión

Actualmente hay fondos de inversión especializados los cuales suelen ofrecer financiación en aquellos casos donde las entidades bancarias, a causa de criterios de riesgo internos, deciden no otorgarla.

Un ejemplo consiste en ayudar a adquirir el suelo, o al disponer en propiedad previamente del suelo, lograr financiar cada uno de los gastos precisos para poder iniciar el proyecto (obtención de licencias, excavación, comercialización a fin de conseguir las preventas precisas, etc.) y poder cumplir los requisitos necesarios (proyecto totalmente diseñado, licencia, nivel de preventas), a fin de tener acceso al crédito bancario al promotor.

El préstamo puente

En cualquiera de estos casos, la operación llevada a cabo por el fondo consiste en un préstamo puente, el cual ofrece la posibilidad de conseguir esa financiación adicional a la cual los promotores inmobiliarios no consiguen llegar, a fin de continuar sus proyectos.

Cabe mencionar que el préstamo puente suelen llevarse a cabo antes de acceder al crédito promotor, es decir, cuando se cuenta con la garantía hipotecaria del suelo comprado o de otro activo inmobiliario; además, tienen un reducido lapso de devolución que ronda entre 18-24 meses.

Es preciso señalar que este plazo es corto debido a que se pretende que la financiación puente sea cancelada a través del crédito bancario al promotor o, al finalizar la promoción tras la venta de los inmuebles y demás unidades (aparcamientos, locales, etc.) que la conformen.

Así, a lo largo de este periodo de financiación solo habrá que pagar intereses, pero hay que tener en cuenta que el valor financiero suele ser alto, dado que suele rondar el 12-15% anual.

Crowdfunding inmobiliario

El crowdfunding inmobiliario destaca por proporcionar ciertos beneficios frente a las otras fuentes de financiación previamente señaladas.

Así, en comparación con la financiación bancaria, destaca por ofrecer la posibilidad de financiar proyectos inmobiliarios con una mayor flexibilidad y con una mayor variedad de opciones en cuanto a sus modalidades, dado que es posible realizarse tanto a través de préstamos como de fondos propios.

Comparado con los fondos de inversión, se distingue por permitir financiar proyectos de menor coste frente al mínimo solicitado generalmente por este tipo de fondo,  que debido a política de riesgos y motivos de eficiencia únicamente financian aquellas operaciones que tengan un elevado importe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *