¿Cómo tener más energía?

Rate this post

La falta de energía es un problema muy frecuente cuando debes cumplir varias actividades diarias, ya sea en el trabajo, estudios, o en tu vida personal. Muchas veces la fuerza es limitada y no siempre tienes la oportunidad de ofrecer un buen rendimiento en todas las actividades.

Para cargar las energías comenzando el día y llegar hasta la noche sin sentirte tan cansado, hay varios hábitos que puedes seguir si quieres disfrutar de una vida con más energía.

Hábitos para conseguir tener más energía

Una buena alimentación es importante

Un hábito que mejorará de muchas maneras tu vida es seguir un buen régimen alimenticio. Una dieta donde incluyas frutas, verduras, carne magra, pescado y productos integrales, es capaz de aumentar la energía para rendir durante todo el día.

Dependiendo de los alimentos que consumas, aprovechas diversos beneficios que te ayudan a la hora de tener más energía. Por ejemplo, consumir carne roja y legumbres aporta más hierro al organismo, reduciendo la debilidad y el cansancio.

Mientras que los alimentos cítricos tienen un alto contenido de vitamina C que mejora la absorción del hierro, por lo que combinar ambos alimentos es lo más recomendado.

Debes reducir o eliminar por completo el consumo de alimentos complicados de digerir, como los fritos, los dulces o la comida rápida. Estos no aportan nutrientes saludables a tu cuerpo, y no benefician el aumento de energía.

También puedes consumir multivitamínicos, que aporte minerales y vitaminas necesarias para activar y conservar tu vitalidad durante la jornada diaria.

Cuando mejores tu alimentación, no debes olvidarte de desayunar, la comida más importante del día. Un desayuno completo aporte los nutrientes óptimos que mejoran la energía del organismo, por lo que resiste mejor las actividades durante el día.

En el desayuno no pueden faltar proteínas, fibra y carbohidratos, siendo el más popular una fruta, tostadas y yogur desnatado.

Sigue un entrenamiento o practica un deporte

La actividad física es esencial para aumentar la energía durante el día, aunque parezca contradictorio, y es que cuando realizas energía comenzado el día, mejoras tu condición física y generas una sensación de bienestar muy agradable que aumenta la liberación de endorfinas.

Los beneficios no los notarás de un momento a otro, debes dedicar varias horas a la semana a realizar las actividades físicas, logrando una mayor fortaleza y resistencia al cansancio.

No es necesario convertirte en un atleta profesional, con ejercicio moderado consigues buenos resultados a largo plazo. Incluso una caminata de 15 minutos es capaz de aportar una gran cantidad de energía para que afrontes las exigencias de las actividades diarias.

Lo más recomendado es iniciar con cortas sesiones de ejercicios, e ir aumentando con el paso de las semanas. El objetivo ideal es realizar unas 2.5 horas de ejercicio aérobico moderado por semana.

Además, el ejercicio físico también beneficia a tu cerebro, mejorando su rendimiento y capacidad de concentración. La fatiga impacta negativamente en tu capacidad mental, lo que afecta el resto de tus actividades.

Dormir lo suficiente diariamente

La falta de sueño o no dormir bien afecta la fuerza del cuerpo y la capacidad mental. Cuando duermes, el cuerpo realiza varias funciones fisiológicas esenciales para mantener un buen balance físico y psíquico.

Si te levantas cansado y con sueño, es posible que pases todo el día en el mismo estado. Se recomienda dormir entre 7 a 9 horas diarias. Sin embargo, no debes pasarte todo el día dormido, esto provoca un resentimiento en el sistema circulatorio y en la agilidad mental.

En el día, si tienes oportunidad, puedes echar una siesta corta de entre 20 a 30 minutos, ya que las pequeñas siestas son capaces de mantener en estado de alerta en lo que resta del día.  En caso de tener problemas para dormir, las siestas no son muy recomendadas, dado que pueden empeorar el insomnio.

Mantén una buena hidratación

Hidratarse a lo largo del día es importante para mantener buenos niveles de energía. Bebe mucha agua en el día, dado que una escasa reserva provoca debilidad en el organismo y entorpece la agilidad de la mente.

En las horas de mayor calor es cuando más agua debes beber para evitar deshidratarte con más facilidad. Sin embargo, lo ideal es tomar agua potable, no bebidas energéticas o gaseosas.

La recomendación es beber un litro de agua en el día por cada 35 kilos de peso, pero ten en cuenta esto para que bebas lo que en verdad necesita tu organismo.

Aunque el café contiene cafeína, la cual genera un estado de alarma que te hace sentir con energía, no se recomienda tomar con tanta frecuencia, ya que favorece la deshidratación.

Frena un poco tu vida

Muchas veces el estrés consume una gran cantidad de energía, esto provoca el cansancio y la fatiga diaria, así como otros efectos negativos sobre tu salud y bienestar.

Lo más recomendado es distribuir las tareas diarias, y simplificar las diversas responsabilidades para evitar el estrés y la ansiedad. Cuando trabajas de manera eficiente, consigues mejores resultados en menos tiempo.

Empieza por las tareas más importantes o largas, esto te permite tratar con más calma tareas sencillas en lo que resta del día. También debes realizar actividades que te relajen, como escuchar música, leer o salir con los amigos, esto reduce el estrés diario y te permite conservar mejor tu energía.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.