Tipos de refuerzo estructural en la rehabilitación de edificios

Rate this post

Todas aquellas  viviendas que cuentan con un determinado tiempo, en el cual han sufrido todo tipo de inclemencias y desgastes, requieren en cierto momento de un refuerzo estructural de edificios, para lograr la rehabilitación total.

Los edificios tienen con el tiempo problemas estructurales que deben arreglarse, para devolverles las condiciones de calidad y de habitabilidad. La seguridad estructural de cualquier tipo de edificación es muy importante, y mantener un edificio actualizado puede ser la forma en la que no se desvalorice.

Si desconoces qué tipos de refuerzo estructural se pueden llevar cabo para rehabilitar un edificio, no te pierdas este artículo en el que te explicaremos paso a paso todos los detalles.

Qué es el refuerzo estructural de un edificio

Existen distintos tipos de deterioros que puede sufrir un inmueble, pero sin duda alguna el más común debido al paso del tiempo es el daño en el sistema estructural de una construcción que se encuentra construida.

Los distintos tipos de desgastes dañan toda la estructura y le quitan la rigidez y la resistencia, lo que se puede rehabilitar mediante un refuerzo estructural.

rehabilitacion-de-edificios

Existen distintas razones por las cuales un edificio puede verse necesitado de un refuerzo estructural, como pueden ser determinados daños como explosiones o incendios, que afectan especialmente a la estructura del inmueble, en el caso de que se hayan realizado determinadas ampliaciones o modificaciones que perjudicaron a la geometría del edificio, o si durante su construcción ha habido determinados problemas de mano de obra o diseño.

La degradación de los materiales que se han utilizado en un edificio con el paso del tiempo también es motivo de un refuerzo de este tipo, así como también si ocurren asentamientos de terreno en el que el edificio se encuentra construido.

Para que este tipo de rehabilitación sea efectiva y cuente con las condiciones de calidad necesarias, es importante que quienes la realicen sean profesionales dentro del sector de la construcción, que cuenten con toda la experiencia comprobada, y den a conocer los tipos de refuerzo estructural que existen, para saber cuál es el más útil para el tipo de edificio en el que se tiene que realizar el trabajo.

Problemas más comunes de las estructuras de un inmueble

El paso del tiempo es el principal enemigo de las estructuras de cualquier tipo de construcción, y entre los problemas que más sufren los inmueble se encuentran las fisuras, grietas, sequedad de la madera, fisuras, problemas en los pilares de hierro, carbonatación del hormigón, colapsos, agrietamientos, corrosión de las armaduras empotradas, y muchos otros  inconvenientes.

De los problemas anteriormente nombrados, algunos pueden traer severos problemas estructurales, como puede ser el acortar la vida de cualquier tipo de elemento utilizado para la construcción que contenga hormigón.

Los hongos, las termitas y carcomas pueden estar generando daños en todos aquellos inmuebles en los que se utilizó madera, y todos estos problemas pueden estar afectando seriamente la estructura del edificio.

Los inmuebles generalmente van perdiendo su resistencia debido a la pérdida de masa de los materiales, lo que puede llevar al edificio a un problema estructural severo.

Diagnosticar a tiempo cuál es el conflicto estructural de cualquier tipo de edificio puede ser la forma de encontrar una solución acertada, sin la necesidad de tener que volver a reconstruir una estructura por completo.

1.      Refuerzo de las plataformas con vigas de madera

Un método de rehabilitación de edificios que se utiliza en muchos países del mundo y consiste en ensamblar piezas de madera individuales, para terminar formando el armazón del inmueble.

rehabilitacion-de-edificios

Un trabajo verdaderamente integral que incluye a mucha mano de obra para poder llevarlo adelante, por lo que se trata de un método un tanto más caro, pero muy efectivo.

Antes de que la obra comience, se instala en el lugar donde se realice la rehabilitación una base de hormigón.

2.      Estructuras de acero

La madera es muy efectiva, pero sin lugar a dudas el acero, desde que se comenzó a utilizar en el a mediados del Siglo XIX se ha convertido en uno de los materiales más resistentes y utilizados dentro del mundo de la construcción.

La fuerza y la resistencia que se puede lograr gracias a la composición de este material, lo convierte en la mejor opción en la actualidad para realizar un refuerzo estructural adecuado.

De la misma forma que con las vigas de madera, las piezas de acero para realizar esta rehabilitación son independientes, y se ensamblan para lograr cubrir toda la estructura, pero al no requerir de un proceso de desmontaje, como sí sucede con la madera, el tiempo de obra y de ejecución es mucho menor, al mismo tiempo de que ofrece una gran seguridad y resistencia.

La instalación de una estructura de acero es mucho más eficiente y ágil, debido a que las piezas de acero son moldeadas y cortadas de forma milimétrica, gracias a la tecnología que se utiliza.

Dentro de los refuerzos metálicos que se pueden realizar en un inmueble, se encuentran los refuerzos de techos, suelos, columnas y vigas, los de pilares de madera, los refuerzos de estructuras de hormigón y madera, además de los refuerzos metálicos para comercios, locales y viviendas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.